Estado de Situación del SUCRE

Por Comisión Técnica Presidencial NAFR-BS
FECHA: Marzo, treatment 2010

1. Introducción

El Sistema Unitario de Compensación Regional, patient SUCRE, illness tiene su origen en la III Cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de Gobierno de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) y la República del Ecuador, realizada el 26 de noviembre de 2008 con el objetivo de impulsar el comercio recíproco de estos países minimizando la utilización de divisas en el pago de sus  operaciones resultantes. Esta iniciativa fue propuesta en procura de avanzar hacia una redefinición estructural de los elementos monetarios y financieros vigentes en el marco de la Nueva Arquitectura Financiera Internacional. En este sentido, el SUCRE se planteó como un sistema de características superiores a otros mecanismos de pagos utilizados en la Región como son la Cámara de Compensación Centroamericana (1960-1993) y el Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos y su mecanismo de pagos de ALADI (1982-actualmente). Asimismo, su esencia se proyecta bajo características distintas a la reciente iniciativa del Sistema de pagos en Monedas Locales, SML, entre Argentina y Brasil. Todo esto a partir de una configuración que se asienta fundamentalmente en el desacoplamiento de la lógica del dólar a  través de la incorporación de una moneda electrónica que cumple la función de unidad de cuenta para el registro de las operaciones comerciales a canalizarse por este Sistema y de medio de pago limitado a la liquidación de los pagos resultantes entre los bancos centrales participantes.

El SUCRE incorpora también mecanismos novedosos para la gestión de los superávit y déficit comerciales en procura de atender a su objetivo central de convergencia al equilibrio comercial basada en el intercambio a partir de la complementariedad productiva de los países participantes.

En el afán de construir un sistema más allá de una configuración de un simple mecanismo de pagos, el SUCRE incorpora también instancias de  intermediación financiera y de generación de crédito orientadas al impulso de la producción exportable en el objetivo de ampliar el comercio en beneficio de los países con déficit recurrentes.

La dinámica de expansión en que se plantea la evolución del SUCRE desde un inicio a escala reducida permite operar bajo el mecanismo de “administración de comercio” a través de lo cual, desde las políticas comerciales y económicas nacionales, es posible controlar el comercio a canalizarse por este Sistema bajo criterios de priorización orientada hacia objetivos de desarrollo interno y complementariedad externa, coadyuvando a la consecución del equilibrio comercial.

Cabe indicarse que estos elementos constituyen los componentes estructurales del diseño técnico del SUCRE. Este documento se desarrolla sobre la base de la propuesta ecuatoriana que se ha constituido en la línea central de construcción de esta iniciativa.

2. Características básicas del SUCRE

2.1. Naturaleza
El SUCRE, jurídicamente se constituyó mediante la suscripción de su Tratado Constitutivo el 17 de octubre de 2009 en Cochabamba Bolivia por parte de los mandatarios de las Repúblicas del Ecuador, Cuba, Honduras, Nicaragua, Bolivariana de Venezuela y Plurinacional de Bolivia, estableciendo la esencia de este Sistema en sus objetivos de canalizar eficientemente los pagos internacionales de los países participantes desacoplándose del dólar, propendiendo al incremento del comercio recíproco sobre bases de complementariedad productiva como eje de un mayor desarrollo económico, y fundamentado en sus propias necesidades y agendas.

Hasta la fecha, el Tratado Constitutivo del SUCRE ha sido ratificado por los órganos legislativos de Cuba y Venezuela permitiendo a estos dos países operar bajo el Sistema. La primera operación efectiva fue realizada entre estos dos países el día 3 de febrero de 2010.

Objetivos
1. Impulsar la expansión del comercio entre los países participantes sobre la base de la complementariedad productiva.
2. Propender al equilibrio comercial entre los países participantes como mecanismo de reducción de asimetrías y de fortalecimiento del propio Sistema.
3. Desacoplar al comercio entre los países participantes de la lógica del dólar y de su dinámica vigente basada en un esquema de división internacional del trabajo de articulación Norte-Sur.
4. Establecer las bases para la profundización de nuevos mecanismos de integración regional.

Funciones
1. Establecer, sobre bases técnicas, las asignaciones en moneda electrónica para los países participantes, a efectos de proveer de liquidez para la realización de sus pagos internacionales en una primera instancia producto de su comercio recíproco.
2. Determinar, sobre bases técnicas, el mecanismo de valoración de la moneda electrónica y de determinación de los tipos de cambio respectivos con las monedas de los países participantes.
3. Administrar y procesar el registro de las operaciones de comercio exterior y de pagos internacionales entre los países participantes.
4. Establecer el mecanismo operativo para la liquidación en moneda electrónica de las operaciones de comercio exterior canalizadas por el Sistema.
5. Proporcionar mecanismos para la gestión de los superávit y déficit comerciales a efectos de propender al equilibrio comercial de los países participantes.
6. Proporcionar el espacio para la coordinación y cooperación de las políticas monetarias y cambiarias de los países participantes, a efectos de que éstas coadyuven a alcanzar los objetivos del sistema.

Ventajas
1. Proporciona liquidez suficiente a los bancos centrales, ampliando su capacidad de realización de pagos internacionales, a través de asignaciones en moneda electrónica, como activos internacionales, a efectos de impulsar el comercio internacional entre los países participantes.
2. Minimiza los costos cambiarios, al no utilizar al dólar u otra divisa como intermediario para los pagos internacionales, a través de los sistemas de pagos internacionales convencionales.
3. Minimiza los costos de transacción al no utilizar las largas cadenas de corresponsalías entre entidades financieras bajo los sistemas de pagos internacionales convencionales.
4. Elimina la dependencia en el uso de medios de pagos, cuya emisión no es controlable desde los países participantes.
5. Facilita la coordinación de las políticas monetarias y cambiarias en los espacios específicos del sistema de pagos y del comercio internacional, entre los países participantes, desvinculándolas de los condicionamientos de la utilización del dólar u otra divisa.

2.2. Situación actual
– El SUCRE formalmente inició sus operaciones el 3 de febrero de 2010 con el curso de una operación de importación de arroz por parte de Cuba desde Venezuela por un valor de 135 mil dólares.
– En este momento solamente Venezuela y Cuba pueden canalizar operaciones por el SUCRE ya que son los únicos países que ya han cumplido con el requisito de ratificación por parte de sus órganos legislativos del Tratado Constitutivo del SUCRE.
– Se espera que Bolivia ratifique en el transcurso de las próximas semanas con lo que ese país se incorporaría al uso de este Sistema.
– El Ecuador podrá entrar a operar también cuando el Tratado sea ratificado por la Asamblea Nacional, trámite que se encuentra en curso.
– A pesar de que ya ha transcurrido un mes desde la primera operación, no se han cursado más. Se está tratando en el Consejo Monetario Regional del SUCRE (CMR), máxima instancia rectora de este Sistema, la definición de acciones para impulsar el uso del SUCRE.
– Entre las acciones para impulsar el uso del SUCRE el CMR está coordinando una estrategia de difusión a escala regional, la que deberá acompañarse con estrategias y acciones locales.
– El SUCRE es entendido en el marco de los Estados Partes como un paso tendiente a la unificación monetaria regional. En el caso del Ecuador se trata de evitar cualquier asociación con una posible salida de la dolarización.
– El beneficio fundamental del SUCRE es el ahorro de divisas (dólares) para la realización de pagos internacionales, en el caso del Ecuador resulta en una situación de reforzamiento de la dolarización.
– El SUCRE se basa en los pagos y cobros a los exportadores e importadores en las respectivas monedas locales de los países, en el caso del Ecuador será en dólares (los exportadores recibirán dólares).
– Las ventajas concretas para los importadores ecuatorianos son las siguientes:
o Se reducen los precios de las importaciones por cuanto el SUCRE minimiza los costos de transacción (costo de transferencias por realización de pagos internacionales).
o Se elimina el pago del 2% del impuesto a la salida de capitales, reduciendo el costo de las importaciones.
o Se eliminan los costos cambiarios respecto a la monedas locales (conversión de dólares a cada moneda local) para los exportadores que envían sus productos hacia el Ecuador con lo que sus precios pueden mejorarse en beneficio de los importadores y consumidores ecuatorianos.
– Las ventajas concretas para los exportadores ecuatorianos son las siguientes:
o Se reducen los costos para los importadores por lo que pueden ofrecerse mejores precios para los exportadores ecuatorianos y/o mayor demanda de sus productos.
o Las exportaciones ecuatorianas se vuelven más competitivas en los mercados importadores respecto de exportaciones de productos similares a los mismos mercados.
o Se eliminan retrasos en los pagos a los exportadores ecuatorianos
cuando exporten a países que aplican mecanismos de control de divisas (recibirán sus pagos en dólares al momento en que éstos sean
realizados por los importadores de acuerdo a las condiciones actadas en la operación respectiva, particularmente aplica para el caso de las exportaciones con Venezuela).

– El CMR desarrollará reuniones conjuntas con el Comité de Comercio del ALBA, instancia que se encuentra trabajando con el objetivo de ampliar el comercio, sobre la base de los nuevos criterios de integración en los que se basa este espacio, a efectos de que el SUCRE pueda operar en función de sus objetivos y como instrumento dirigido al perfeccionamiento del comercio intrarregional.

DESCARGAR EL DOCUMENTO EN PDF

Leave a Reply